Shia LaBeouf, el dolor transforma

Shia LaBeouf de niño

El caso de Shia LaBeouf de primeras se podría decir que es bastante típico dentro del mundo de la fama, más concretamente de la farándula de Hollywood.

Disney tiene la etiqueta colgada de “explotar” o “mal usar” a los niños estrella en sus series infantiles/adolescentes. No seré yo el que entre en eso pues desconozco del tema.

Shia es uno de esos niños Disney prodigio que supo valerse de su increíble talento y carisma para salir adelante. Él mismo dice que:

«No ha sido la fama lo que me echó a perder. El trabajo de actor me salvó de un montón de cosas y ha sido la relación más consistente que he tenido».

– Shia LaBeouf

Nació en Los Ángeles, California, el 11 de junio de 1986. Hijo único de Shayna, una bailarina que se volvió artista visual y diseñadora de joyería, y de Jeffrey Craig LaBeouf, un veterano de la Guerra de Vietnam que iba a la deriva de trabajo en trabajo, personificando a un mimo y un payaso de rodeo en un circo; su abuelo materno, que compartió su primer nombre, fue un comediante. Su abuela era una poeta drogadicta.

El nombre Shia significa ‘regalo de Dios’ en hebreo. Shia ha dicho que viene de cinco generaciones de artistas y estaba actuando cuando salió de la matriz. Su padre es un cajún y su madre nacida en Nueva York es judía, fue criado en la religión judía.

Ha descrito a sus padres como hippies, a su padre como «fuerte como los clavos y una raza diferente de hombre» , y su educación como semejante a una forma de vida hippie, e indicó que sus padres fueron «gente extraña y bonita, pero me amaron y los amé».

El padre de Shia cultivaba cannabis, y los dos fumaron marihuana cuando Shia tenía 10 años.​ Durante su niñez su padre permacia drogado. Era adicto a la heroína y se puso en rehabilitación de drogas por la adicción de heroína, mientras su madre intentaba mantener la fortaleza.​ Sus padres finalmente se divorciaron y tuvo lo que ha descrito como una buena niñez, creciendo pobre con su madre.

Shia con su padre Jeffrey. Fuente: www.gen.medium.com

Shia creó cosas, líneas de historia y cuentos ficticios durante su niñez y practicó comedia stand-up alrededor de su barrio como una vía de escape.​ Empezó a actuar el stand-up y a hablar sucio en los comedy clubs a la edad de diez años (describiendo su atractivo como el hecho de tener material asquerosamente sucio y una boca de 50 años en la boca de un niño de diez).​

Ben Affleck y Steven Spielberg

En 2003 conoció a Ben Affleck y Matt Damon. Ben le dio algunos consejos: «Mantén la cabeza recta chico, y no dejes que todo esto te afecte» y le previno de lo que su actitud podía generar en su vida, según el propio LaBeouf: «Él sabía que tenía las cámaras enfocándome con grandes expectativas sobre mí. Creo que ese siempre ha sido mi problema. Soy propenso a la teatralidad en mi vida. Cuando estás frente a un equipo de grabación, lo peor que un actor puede ser es aburrido, y eso influye en mi vida cotidiana (…) Todavía estaba muy nervioso y permanecí así durante mucho tiempo, y eso fue una especie de atractivo para muchos directores y agentes de casting. Ben Affleck lo vio y estaba tratando de frenarlo antes de que se convirtiera en un problema. No tuvo éxito».

Tom Cruise y Tom Hanks son grandes actores, pero no me sentía que estuviéramos cortados por el mismo patrón. Mi educación fue más oscura. Los hombres a los que admiraba eran mucho más oscuros.

– Shia LaBeouf

Steven Spielberg también intentó ayudar al joven actor. Recuerdo que me dijo: «‘Tom Cruise nunca se hurga la nariz en público’. Y todo lo que pensé fue: ‘No quiero ser como Tom Cruise’. Tuve una reacción visceral. Steven fue un héroe en mi casa. Recuerdo que cuando tenía 3 años me bañaba con mi madre, me acariciaba la cabeza y decía: ‘Un día conocerás a Steven Spielberg‘. Y sucedió. Me hizo ese comentario justo en el momento en que Vanity Fair publicó un artículo conmigo con un traje espacial diciendo que yo era el próximo Tom Hanks. Y aunque respeto tanto a Hanks como a Cruise, sencillamente nunca me atrajo esa idea. Ambos son grandes actores. Pero simplemente no me sentía que fuéramos actores cortados por el mismo patrón. Mi educación fue más oscura. Los hombres a los que admiraba eran mucho más oscuros. Así que rechacé esa etiqueta con energía».

Shia junto a Steven Spielberg, Ray Winstone, Karen Allen y Harrison Ford

En realidad, para Shia sus actores de referencia han sido Sean Penn, Gary Oldman, Jonnhy Depp o Joaquín Phoenix. No le gustaba Jackie Chan pero sí Steven Seagal, los héroes heridos. Su padre solía llevarle al autocine a ver películas de Seagal. Le atraían los personajes que le gustaban a su padre.

Él se fijaba en su figura paterna. Fue un veterano de Vietnam que volvió a casa triste. Shia dice que «Incluso en los cómics que solía leer, no me gustaba Superman, me gustaba Venom. Me crie con Los Simpson o South Park. Me criaron con ironía. Y cuando veo a Sean Penn o Johnny Depp, tipos que tienden a la ironía, me atrae mucho más».

Conversión al cristianismo durante el rodaje de Fury

Hay una película de la que apenas esperaba nada. Esa película se llama ‘Fury‘. Si te gusta el cine bélico, reflexivo, esta es tu película. Cuenta además con un plantel de actores maravilloso. Entre ellos se encuentra Brad Pitt y nuestro protagonista, Shia LaBeouf. Interpreta a un soldado llamado Boyd Swan, apodado Biblia.

«Encontré a Dios haciendo Fury. Me convertí en un hombre cristiano no en un fanático, pero de una manera muy real (…).

– Shia LaBeouf
Película Fury de David Ayer (2014)

«Encontré a Dios haciendo Fury. Me convertí en un hombre cristiano no en un fanático, pero de una manera muy real. Podría haber dicho las oraciones que estaban en el guion. Pero fue algo real que lo salvó. Fue un cambio de corazón en toda regla, una renuncia a tener el control (…). Tuve mucha ayuda a mi alrededor. David Ayer es un gran seguidor del cristianismo y Brad Pitt ha pertenecido a una familia muy religiosa, pero lo rechazó y eligió una espiritualidad sin nombre».

El director, David Ayer, pidió a LaBeouf que pasara tiempo con un veterano de la Segunda Guerra Mundial, Don Evans, porque entendería mejor la Biblia, a Dios y el interés en matar del personaje.

Shia dijo que para él es difícil confiar en un hombre ya que fue abandonado por su padre, aunque agradeció al director David Ayer y a Brad Pitt la ayuda que le prestaron.

Shia será el Padre Pío

El detonante para que terminara escribiendo este artículo fue el anuncio de la nueva película sobre el Padre Pío de Pietrelcina.

Abel Ferrara es el director de esta película. El rodaje comenzó en octubre de 2021. El film estará dedicado a contar los años juveniles del religioso más popular de Italia, también venerado en buena parte del mundo. Fue declarado santo en 2002 por Juan Pablo II en una ceremonia realizada en el Vaticano frente a 300.000 personas.

«La película estará ambientada en Italia inmediatamente después de la Primera Guerra Mundial. El Padre Pío es famoso por sus estigmas y atravesó durante su vida una etapa política muy intensa en la historia del mundo», le adelantó Ferrara a Variety. También confirmó que eligió a LaBeouf, un actor caracterizado por la intensidad de sus interpretaciones, para personificar al famoso fraile capuchino.

Shia tiene TEPT

A veces, por no decir siempre, juzgamos y criticamos a toda velocidad los actos y actitudes de la gente. De los famosos ya ni os cuento. Y con Shia no ha sido menos. Pensamos que son malos porque sí, que han nacido de esa manera y que nunca podrán cambiar.

TEPT es el trastorno de estrés postraumático. Es una afección de salud mental que algunas personas desarrollan tras experimentar o ver algún evento traumático. 

Definición de TEPT
Shia es procesado en el Tribunal Comunitario del Centro de la Ciudad de Nueva York, en Nueva York, Estados Unidos. Fuente: www.elespectador.com

Shia tiene algún que otro problema para controlar su temperamento, él lo sabe de sobra. Terminó declarándose culpable de un cargo de obstrucción a la justicia y otro de alteración del orden público. Como parte de la condena fue obligado a pasar diez semanas en rehabilitación y, según dice él mismo: «fue allí donde descubrí que mi propensión a reaccionar de forma violenta se debía al estrés postraumático que padecía desde la infancia».

¿Qué provocó que este trastorno se desarrollara? Cuando tenía diez años, poco después de que su familia se mudara a un problemático barrio en el Valle de San Fernando: un día volviendo a casa Shia escuchó a un desconocido violando a su madre.

«Recuerdo que me quedé congelado. El hombre huyó corriendo y mi madre fue detrás de él. Uno de nuestros vecinos apareció a toda prisa, y recuerdo que llevaba consigo un arco».

– Shia Labeouf en la revista Esquire

«La primera vez que me arrestaron por un delito de verdad, se debió a esa misma mi**da. Un tipo chocó contra el coche de mi madre en un aparcamiento, y en mi mente apareció la idea de: ‘Tienes que vengar a tu madre’, así que fui a por él con un cuchillo en la mano», explica para ilustrar el sentimiento de alerta extrema que le acompaña desde entonces y que le ha llevado a dormir desde hace años con una pistola bajo la almohada. «Siempre tuve la impresión de que iba a pasar algo, toda mi vida».

Por todos estos encontronazos con la justicia, Shia dice sobre los grandes estudios: «Nadie me quiere dar una oportunidad», pero su último paso por rehabilitación parece haber marcado un antes y un después en el plano personal. «Por fin estaba listo para aceptar la ayuda», algo que atribuye a la ayuda de Zachary Gottsagen, el actor con Síndrome de Down con quien protagoniza ‘La familia que tú eliges’ (2019), la película que estaba rodando en Savannah en el momento de su detención. Zachary fue el único que se atrevió a recriminarle su comportamiento, haciéndole ver que podía perjudicar al filme y a todos los que en él trabajaban.

Shia con Zachary Gottsagen. Fuente: www.eluniverso.com

«Él me recibió con amor, y en ese momento, el amor era verdad, y no me dio ninguna puñalada trapera. Le estoy agradecido, y no lo digo en plan cursi para intentar vender una película. Me refiero en la vida real; ese cabr*n es mágico».

– Shia Labeouf

Películas destacadas

Quizá el mejor papel de su carrera. Interpreta a su padre en ‘Honey Boy’ (2019)

La primera vez que a Shia en la gran pantalla me gustó mucho. Llamó mi atención por el carisma que desprendía con sus actuaciones. Le recuerdo perfectamente en la película de ‘Transformers’ (2007). Aunque más tarde caí en la cuenta de que ya le había visto en ‘Yo, Robot‘ con mi querido Will Smith.

Una vez me topé con un clip de una recopilación de algunas de sus películas. Me quedé alucinado cuando vi una escena de ‘Las confesiones de Tru’. Donde interpreta a un niño con autismo causado por falta de oxígeno al nacer. Ciertamente su trabajo en este film es sobresaliente.

Shia en la peli ‘Las confesiones de Tru’

¡Extra extra!

Shia con Sia
De este videoclip salió uno de sus famosos memes. Si miras el final lo sabrás.

Por todo esto, y porque tenemos la responsabilidad de cuidarnos los unos a los otros, rezamos especialmente por Shia LaBeouf y su familia, sus futuros proyectos personales y profesionales y la salvación de sus almas.

Muy unidos en oración.

Celebrities recomendadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *